LA FÁBRICA (CASAZETA)

La fábrica de cerveza de la Compañía Cervecera Zeta se encuentra en un entorno privilegiado, en Alboraya (Valencia).  Rodeada de campos de huerta tradicional valenciana, a menos de 10 minutos del casco histórico de Valencia y 5 del mar y con vistas a la Sierra Calderona.

 

En tan excepcional emplazamiento se encuentra lo que es seguramente una de las fábricas de cerveza no industrial más punteras de la zona de Levante, en la que a excepción de la maquinaria de diseño alemán, todas las instalaciones han sido diseño propio de los fundadores de la compañía.

Las instalaciones destacan por su sofisticación en cuanto al proceso empleado y estándares de calidad, que la confieren de gran versatilidad a la hora de producir tanto cervezas de alta fermentación (tipo Ale) como de baja fermentación (tipo Lager) sin pasteurizar ni filtrar, 100% naturales. Gracias a los equipos de frío industrial y tanques isobáricos se consigue una carbonatación, clarificación y estabilización natural en frío de la cerveza, lo que evita la necesidad de efectuar dobles fermentaciones en botella o barril, evitando así la aparición de posos en el producto final y consiguiendo una cantidad de CO2 homogénea y controlada desde fábrica para todos los lotes. El embotellado isobárico y embarrilado isobárico en barriles tipo Key-Keg garantizan la frescura y carbonatación óptima de todas las cervezas producidas.

CONTACTO

Compañía Cervecera Zeta S.L.

Camí de la mar 21

ES-46120 Alboraya

zeta@zetabeer.com

Copyright 2016. ZETABEER · Aviso Legal y Política de Privacidad

 

La fábrica de cerveza de la Compañía Cervecera Zeta se encuentra en un entorno privilegiado, en Alboraya (Valencia).  Rodeada de campos de huerta tradicional valenciana, a menos de 10 minutos del casco histórico de Valencia y 5 del mar y con vistas a la Sierra Calderona.

 

En tan excepcional emplazamiento se encuentra lo que es seguramente una de las fábricas de cerveza no industrial más punteras de la zona de Levante, en la que a excepción de la maquinaria de diseño alemán, todas las instalaciones han sido diseño propio de los fundadores de la compañía.

 

Las instalaciones destacan por su sofisticación en cuanto al proceso empleado y estándares de calidad, que la confieren de gran versatilidad a la hora de producir tanto cervezas de alta fermentación (tipo Ale) como de baja fermentación (tipo Lager) sin pasteurizar ni filtrar, 100% naturales. Gracias a los equipos de frío industrial y tanques isobáricos se consigue una carbonatación, clarificación y estabilización natural en frío de la cerveza, lo que evita la necesidad de efectuar dobles fermentaciones en botella o barril, evitando así la aparición de posos en el producto final y consiguiendo una cantidad de CO2 homogénea y controlada desde fábrica para todos los lotes. El embotellado isobárico y embarrilado isobárico en barriles tipo Key-Keg garantizan la frescura y carbonatación óptima de todas las cervezas producidas.

La fábrica de cerveza de la Compañía Cervecera Zeta se encuentra en un entorno privilegiado, en Alboraya (Valencia).  Rodeada de campos de huerta tradicional valenciana, a menos de 10 minutos del casco histórico de Valencia y 5 del mar y con vistas a la Sierra Calderona.

 

En tan excepcional emplazamiento se encuentra lo que es seguramente una de las fábricas de cerveza no industrial más punteras de la zona de Levante, en la que a excepción de la maquinaria de diseño alemán, todas las instalaciones han sido diseño propio de los fundadores de la compañía.

 

Las instalaciones destacan por su sofisticación en cuanto al proceso empleado y estándares de calidad, que la confieren de gran versatilidad a la hora de producir tanto cervezas de alta fermentación (tipo Ale) como de baja fermentación (tipo Lager) sin pasteurizar ni filtrar, 100% naturales. Gracias a los equipos de frío industrial y tanques isobáricos se consigue una carbonatación, clarificación y estabilización natural en frío de la cerveza, lo que evita la necesidad de efectuar dobles fermentaciones en botella o barril, evitando así la aparición de posos en el producto final y consiguiendo una cantidad de CO2 homogénea y controlada desde fábrica para todos los lotes. El embotellado isobárico y embarrilado isobárico en barriles tipo Key-Keg garantizan la frescura y carbonatación óptima de todas las cervezas producidas.

LA FÁBRICA DE CERVEZA